Categories
Uncategorized

Casa de Dali

Tramontana: Mas alla de la montana

I support artists that have the courage to show their art, specifically musicians. That sit in the middle of a crowded street and open their chest. In a subtle dance between their breath and their fingers they elevate the space, giving it tones of joy, melancholy, life and death. The artist playing the guitar at the door of Dali’s house is also accompanied by the Tramontana winds. Their whispering traveling light from France and now giving my ears and cheeks a cold kiss. Son electricos, continuos, tienen su propia via siniestra y cortante. De seguro siguen una ruta geometricamente perfecta, la cual solo un genio o un loco podrian descifrar. Que pensaran los arboles del viento. Tuve unos minutos sola en los jardines de Dali y pude sentir la paz, el espacio, los vientos salpicando aroma de mar y montana. Se siente como estar dentro de una concha de mar. Todo rige alrededor del viento. La casa genera sonidos que te traen al presente. Y vienen mas y mas turistas. Y la musica es como el viento, como un susurro delicado que se esparce naciendo de la nada, continue de un hilo creando compasion y esperanza. Generando amor. Dali, es que aun se la pasa por aca, debe estar sentado junto al musico, me pregunto si soportaria tanto curioso husmenado en lo que queda de su casa, su esencia.

Algunos de esos mismos curiosos me observan con los pelos locos por el viento, el cual dejo que juegue libremente con mi pelo. Sola escribiendo en un diario. Chica emo. Hoy recuerdo mi sueno. Era dos gemelas y nos sentabamos juntas entendiendo nuestro origen desde la germiancion. Deciamos que “a ultimo minuto decidimos convertirnos en dos. Habiamos dado un giro inesperado y dividio en dos entidades”. Tenia la sensacion que anorabamos haber sido una. Luego me levante, segundos despues. Desearia acordarme mas y mas de mis suenos, escribirlos. Quien quisiera ser en mi proxima vida? Una artista, viviendo en unas montanas y cerca al mar. En una casa grande, agradable. Donde pinto, crio flores, experimentos artisticos. Cenas que levantan zombies. Quizas escritora, un amante que me complemente perfectamente sin uso de mascaras ni alcohol. Pienso en una sacerdotiza como Stefanie, la sacerdotiza de Woodstock que tambien es cancer como yo y cuya presencia parece flotar mientras atentamente atiende a cada uno de sus visitantes, incluyendo mosquitos y adultos. Cuantas veces nos rompen el corazon antes de decidir crear nuestro propio mundo? Que no me falte la compasion, sobretodo por mi misma. Ayer sentada en el museo de Dali tuve la conviccion de empezar a pintar (en serio) tomar clases y pintar de verdad. Tener tecnica. A veces la soledad rotunda me aterra, otras veces como ahora me alimenta y me da luz, claridad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s